El modelo de indagación, como un modelo instruccional en la educación

La indagación puede considerarse, en un sentido general, como un proceso de respuesta a preguntas y resolución de problemas basados en hechos y observaciones. Desde el punto de vista educativo, el modelo general de indagación es una estrategia diseñada para enseñar a los estudiantes cómo investigar problemas y responder preguntas basándose en hechos.

En el siguiente podcast podrás escuchar las características más relevante de este modelo instruccional.

El modelo de indagación, como un modelo instruccional en la educación

El material fue ejecutado por:

  • César D. García M.
  • Ana K. Morillo Plaza
  • Kretheis Márquez
  • Raúl Velásquez

Metacognición del aprendizaje

Uno de los principios de las estrategias que garantiza el éxito del proceso de enseñanza-aprendizaje viene dado por el “aprender a aprender” que debe ser internalizado y adoptado por el alumno en su papel de aprendiz. En este proceso, el estudiante deberá considerar la metacognición y autorregulación del aprendizaje, como saberes que son convenientes aplicar para el éxito de su proceso de formación.

La “metacognición” consiste en ese “saber” que desarrollamos sobre nuestros propios procesos y productos del conocimiento. Se tiene claro que según Brown, la metacognición es de tipo “estable, constatable y falible”.

El modelo inductivo, como un modelo instruccional en la educación

Tal como lo establecieron Eggen  y Kauchak  en el 2001; el modelo inductivo está fundado en los principios del constructivismo, una visión del aprendizaje que sostiene que los alumnos desarrollan su propia comprensión acerca del mundo, en lugar de obtenerla provista por otros (en la mayoría de los casos los docentes) de una forma previamente organizada.

En el siguiente podcast podrás escuchar las características más relevante de este modelo instruccional.

El modelo inductivo, como un modelo instruccional en la educación

El material fue ejecutado por:

  • César D. García M.
  • Ana K. Morillo Plaza
  • Kretheis Márquez
  • Raúl Velásquez

El proceso de formación y organización de la memoria

El principio fundamental de la formación de memoria ocurre mediante la modulación sináptica de la membrana neuronal que se inicia por la formación de “cógnitos o redes cognitivas” después de que el cerebro ha recibido un estímulo de origen distinto. La atención, la aversión, el placer, la expectativa y el afecto que esos estímulos provocan son los factores prominentes en la facilitación de conexiones sinápticas a la raíz de la deposición de nueva memoria. Cada memoria individual, del género que sea, se forma por modulación sináptica de las redes corticales que tienen su base en áreas sensoriales y motoras (memoria filética) y se ensanchan jerárquicamente hacia arriba a través de las áreas asociativas posteriores y frontales. Estas propiedades de la conectividad cortical entre redes de memoria implicarán ciertas características generales de la formación y organización dinámicas de la memoria.

En primer lugar se tendrá la memoria perceptual o ejecutiva abstracta, como los conocimientos semánticos y los conceptos globales de acción planificada. En segundo lugar, los distintos tipos de memoria semántica, episódica, sensorial, ejecutiva de varios subtipos, etc. están extensamente entremezclados, ya desde su formación inicial. Y por último en desarrollo de la memoria operante (o de trabajo) constituida por redes de memoria establecida a largo plazo, activadas y suplementadas, ‘puestas al día, por así decirlo, con los elementos pertinentes del momento. La formación de cualquier tipo de memoria en la corteza cerebral es un proceso plástico, que consiste esencialmente en la modificación de la infraestructura sináptica de redes neuronales corticales que resulta de la interacción de éstos con el medio ambiente.

(Resumen hecho con base a lo expuesto por Fuster JM. El paradigma reticular de la memoria cortical. Rev Neurol 2010; 50 (Supl 3): S3-10.)

Transformación del sistema Educativo Universitario, el enfoque por Competencias

Con el paso de los años, desde que la educación tomo su carácter formal, los paradigmas que se presentan como instrumento de apoyo al sistema educativo han evolucionado conforme a las necesidades de cada época en particular. En la actualidad bajo un mundo moderno, en el que prevalecen los procesos de comunicación activa entre los miembros de la sociedad, efectivamente se debe también considerar un cambio del sistema educativo en el que NO sólo se sensibilice al estudiante en el conocimiento de las necesidades, prioridades y tendencias de la población sino en donde también el educando se considere como un profesional integral (con habilidades críticas, reflexivas, analíticas y creativas) y facilitador de soluciones. Una herramienta para lograr lo anterior sería la consideración de la “creación de competencias” como producto final a alcanzar en el proceso enseñanza-aprendizaje (basado en la formación y fortalecimiento de valores éticos del futuro profesional).

Así pues nuestras Universidades no sólo estarían formando un receptor o investigador pasivo aislado del contexto y las necesidades sociales sino un técnico capaz de hacer uso tanto de sus propias habilidades como de las herramientas disponibles en el entorno para dar una respuesta pertinente ante una determinada situación.

Creo importante resaltar que en el proceso anterior es condicionante la preparación o enfoque del entorno que previamente posee el docente, si nuestros docentes siguen enclaustrados en un aula de clase muchas veces ajenos al entorno social, será imposible el cambio que la sociedad necesita, un cambio en el que se logré que la Universidad camine de la mano con la población para la formación exitosa de profesionales “competentes”. Así pues el primer paso en la transformación del sistema educativo universitario, vendría dado por la adecuación docente.

Para redactar las competencias deberás tener claro que la competencia final de la unidad curricular debe estar integrada por las competencias: macro, general, específica y desarrollativa, tal como se muestra a continuación:

  • Verbo = Competencia macro
  • Objeto = Competencia general
  • Intención o finalidad = Competencia específica
  • Rango o situaciones y Criterios de ejecución  = Competencia desarrollativa

Les daré un ejemplo de formulación de competencias para la unidad Curricular de Evaluación de Impactos Ambientales:

Unidad Curricular: Evaluación de Impactos Ambientales
Competencia macro: Integra
Competencia general: Integra el análisis de la variable ambiental
Competencia específica: Integra el análisis de la variable ambiental, para dar cumplimiento a la normativa ambiental venezolana
Competencia desarrollativa: Integra el análisis de la variable ambiental, para dar cumplimiento a la normativa ambiental venezolana, en todas las etapas de planificación nacional; mediante la aplicación de los distintos procesos de evaluación ambiental