La sociedad civil – ONG’s

La sociedad civil – ONG’s

Antecedentes

Según el capítulo 27 del Programa 21, sobre “el fortalecimiento del papel de las organizaciones no gubernamentales asociadas en la búsqueda de un desarrollo sostenible” las organizaciones no gubernamentales desempeñan un papel vital en la conformación y puesta en práctica de una democracia participativa. La credibilidad de las mismas se basa en el papel responsable y constructivo que desempeñan en la sociedad. Las organizaciones formales e informales, así como los movimientos de grupos sobre el terreno, deben ser reconocidas como socios en la ejecución del Programa 21.

La naturaleza del papel independiente que desempeñan las organizaciones no gubernamentales dentro de una sociedad exige una participación real; por lo tanto, la independencia es un atributo importante de las organizaciones no gubernamentales y es la condición previa de una participación real.

En este sentido, el documento final de Río+20 destaca que una amplia participación del público y el acceso a la información y los procedimientos judiciales y administrativos resultan esenciales a la hora de promover un desarrollo sostenible. El desarrollo sostenible requiere la implicación efectiva y la participación activa de las autoridades legislativas y judiciales regionales, nacionales y subnacionales, así como de todos los grupos principales: mujeres (por ejemplo la Alianza de Mujeres por el Agua), niños y jóvenes(por ejemplo el Parlamento Mundial de la Juventud por el Agua), pueblos indígenas, organizaciones no gubernamentales, autoridades locales, trabajadores y sindicatos, empresas e industria, comunidad científica y tecnológica, agricultores y demás partes interesadas, como las comunidades locales, los grupos de voluntarios y las fundaciones, los migrantes, las familias, las personas de edad y las personas con discapacidad. A este respecto, el documento incita a colaborar más estrechamente con los grupos principales y demás partes interesadas y se alienta su participación, según proceda, en los procesos que contribuyan a la toma de decisiones, la planificación y la implementación de políticas y programas que fomenten el desarrollo sostenible a todos los niveles.

 

En la Agenda 2030

Desde su rol de defensa y promoción, históricamente las fundaciones y organizaciones no gubernamentales han canalizado  el sentir y han apaciguado las penurias de miles de personas vulnerables alrededor del mundo. Si bien las causas que respaldan pueden variar, comparten intereses comunes bajo los objetivos de desarrollo sostenible; esto ha facilitado su coordinación para ganar espacio y lograr visibilizarse en diferentes escenarios a nivel nacional, regional e internacional.

Uno de los elementos indispensables para fortalecer la participación de las organizaciones de la sociedad civil y fundaciones requiere indispensablemente de la construcción de estrategias de intercambio de información y cooperación entre organizaciones que trabajen en diferentes áreas temáticas y ámbitos geográficos. Para ello, se han diseñado mecanismos para revitalizar plataformas y redes de contactos existentes y desarrollar otras nuevas, enfocadas en la divulgación de los ODS en la comunidad, además del monitoreo y promoción de su implementación.

En este marco, las organizaciones de la sociedad civil han llevado los ODS a su trabajo en el terreno. Por ejemplo, varias ONG han implementado estrategias de efecto multiplicador en sus actividades tendientes al desarrollo sostenible, mediante las cuales dotan a comunidades de conocimientos y herramientas indispensables para que sus miembros sean gestores de su propio desarrollo.

Asimismo, el paradigma de la inclusión social como elemento transversal de la Agenda 2030, es un eje fundamental para  considerar el desarrollo de políticas públicas que sean consistentes con criterios como género, edad, etnia, y discapacidades, entre otros, con el objetivo de repotenciar su participación en espacios públicos de toma de decisiones y potencializarlos según cada contexto. De igual manera, este tipo de instituciones han diseñado proyectos a corto, mediano y largo plazo, independientemente de que sea en tiempos de paz o de conflicto armado, en los que se enfocan en eliminar o reducir las causas del problema por medio de cambios duraderos