La Web 3.0 y la Educación 3.0

A finales de la década de los 90’ nace una nueva web, la Web 3.0, también llamada la “Web Semántica”. La Web Semántica es una extensión de la Web en la cual la información se da mediante un significado bien definido, lo que facilita que los ordenadores y la gente trabajen en cooperación (The Semantic Web, Scientific American, 2001 may). La Web 3.0 es aquella que se ha generado gracias a las posibilidades de interacción entre las personas cuyo espacio más representativo son las redes sociales, potenciando la valoración de contenidos. En educación significa una revolución ya que actúa directamente sobre el rol del alumno, produciendo un cambio que contribuye a mejorar el aprendizaje. Éste se enfrenta ahora a nuevas competencias como la investigadora mediante la navegación y búsqueda de información. La educación se personaliza al máximo ya que en este entorno los alumnos utilizan los diferentes recursos disponibles en la red en función de su perfil y los profesores se convierten en facilitadores de estrategias de aprendizaje de sus alumnos (López García, C., 2011; 327-329, citado por López y  Basilotta, Verónica, 2012).

 

Esta nueva Web 3.0, dio entonces origen a la Educación 3.0 (Figura 5), una educación basada en plataformas, programas y redes (Figura 6). En educación significó, una revolución ya que actúa directamente sobre el rol del alumno, produciendo un cambio que contribuye a mejorar el aprendizaje. Éste se enfrenta ahora a nuevas competencias como la investigadora mediante la navegación y búsqueda de información. La educación se personaliza al máximo ya que en este entorno los alumnos utilizan los diferentes recursos disponibles en la red en función de su perfil y los profesores se convierten en facilitadores de estrategias de aprendizaje de sus alumnos (López García, C., 2011; 327-329).

web 3

Figura 5. Infografía Educación 3.0 (Fuente: @caminologa).

 Figura 6. Bases de la nueva educación virtual

Conforme a lo anterior, en esta Web 3.0, las “redes sociales” pasarían a ser ahora, “redes o comunidades de aprendizaje”, integradas por personas que comparten unos intereses bastante similares; ofrecen recursos que los participantes pueden utilizar para sus objetivos particulares y diversos servicios que les ayudan a alcanzarlos.

Por otra parte, si se toma en cuenta que la misión de la universidad radica, precisamente, en proveer a los estudiantes las competencias necesarias para su ejercicio profesional, resulta también evidente que los programas educativos deben incorporar de manera explícita el desarrollo de competencias tecnológicas, it-skills o e-skills. De acuerdo con Cobo (2009 citado por Pérez, 2013), las it-skills (e-skills) son hoy tan importantes como las habilidades en matemáticas y alfabetización. El documento del Consejo Europeo para la Formación Profesional en la Sociedad de la Información (CEPIS, 2007 citado por Pérez, 2013) especifica que es necesario desarrollar capacidades híbridas en los estudiantes, de manera que éstos relacionen el uso de las tecnologías de información, el uso del hardware y del software (hard skills), con el desarrollo de otras competencias afines (soft skills). Entre las competencias afines conocidas como soft skills se encuentran habilidades como la argumentación de las propias opiniones, la negociación de significados, el equilibrio afectivo, los idiomas, la capacidad de autoaprendizaje, la adaptación al cambio, la iniciativa y la perseverancia (Figura 7).

ecompetencias.jpg

Figura 7. e-competencias

En esta nueva Educación Virtual las redes/comunidades de aprendizaje, tienen como límite la imaginación y creatividad del profesor. Entre sus rasgos, se destacan:
La inversión en la creatividad, imaginación e intelecto humano para la construcción de capital social
Un ambiente enriquecedor que promueva la cooperación mutua, el crecimiento personal y la unión de esfuerzos
La construcción social del conocimiento, logrando una colaboración centrada en el aprendizaje activo y social
Un aprendizaje compartido que fortalezca la experiencia colectiva a través del dialogo y la reflexión
Diferentes modos y necesidades de participación que promuevan prospectivas múltiples
La mejora del aprendizaje del estudiante como objetivo central
Tamaño reducido para la mejorar de la calidad educativa, evitando el abandono y el rezago escolar

Estas redes, son la esencia del 3.0 ya que permiten compartir y recomendar aquella información relevante diferenciándola de la que no lo es. Por ello, la calidad de las fuentes aumenta en un espacio educativo-social. En palabras de Dolors Reig (2012) “Las redes sociales, transformadas ahora en redes de aprendizaje suben a aquellas fuentes fiables de información y echan por tierra aquellas que no generan información fiable. Cambian algunas cosas, como que en las redes sociales, a diferencia de en las ágoras tradicionales, la confianza hay que demostrarla, lo que da lugar a hábitos de mayor autenticidad y transparencia”. Tiene mucho sentido utilizar las redes sociales como recurso didáctico en el aula, porque son herramientas de comunicación y la educación se realiza básicamente a través de la comunicación (De Haro, J.J., 2011).

Así, en lo referente al uso educativo de las redes de índole general, se pueden mencionar los siguientes: 

redes de aprendizaje tipos.png

 

Anuncios