Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA)

Tal como lo señala Belloch (s/f) el  e-learning  no  trata  solamente  de  tomar  un  curso  y  colocarlo  en  un  web,  se trata   de   una   combinación   de   recursos,   interactividad,   apoyo   y   actividades   de aprendizaje  estructuradas. Estos recursos se alojan en un tipo  de  entorno  o  sistema  adecuado  para  el  e-learning,  los llamados Sistemas de Gestión del Conocimiento (LMS, por su siglas en inglés Learning Management System) o Entornos Virtuales de Aprendizaje (EVA). Un EVA es un espacio con accesos restringidos, concebido y diseñado para que las personas que acceden a él desarrollen procesos de incorporación de habilidades y saberes, mediante sistemas telemáticos, siendo la parte esencial del EVA, el aula virtual.

Un EVA busca no sólo que los alumnos se familiaricen con el uso de nuevas tecnologías, sino que tengan acceso a los materiales de apoyo de una clase vista presencialmente, les permite además mantener sus conocimientos actualizados con las últimas publicaciones de buenas fuentes, lograr compartir puntos de vista, ejecutar actividades grupales, y otras realmente indispensables para su formación académica y profesional.

Conforme a esto, hoy día, sigue vigente el planteamiento de Horton (2000):

“El aula virtual es el medio en la www en el cual los educadores y educandos se encuentran para realizar actividades que conducen al aprendizaje, esta aula no debe ser solo un mecanismo para la distribución de la información, sino que debe ser un sistema donde las actividades involucradas en el proceso de aprendizaje puedan tomar lugar, es decir, que deben permitir interactividad, comunicación, aplicación de los conocimientos, evaluación y manejo de la clase”.

Tenemos entonces que nuestro  EVA es un espacio organizado para que el participante construya su conocimiento de forma colaborativa y a su ritmo, por lo que antes de que definas su estructura, debes estar clar@, cuáles son los usos que le podemos dar:

 
 
 

Anuncios