Evaluación de un Sistema de Gestión Ambiental

Evaluacion.jpg

El bloque se corresponde en parte con los capítulos 4.5 Verificación y 4.6 Revisión por la Dirección, de la antigua norma ISO 14001:2004, y con él se pretende reforzar el concepto de seguimiento y medición de los aspectos ambientales en todos los procesos de la organización.

 

Esta etapa también es llamada “verificación”, y establece procesos de seguimiento y medir la política ambiental, incluyendo los compromisos, los objetivos ambientales y los criterios de operación. Esta revisión y evaluación deben ejecutarse periódicamente a objeto de mejorar continuamente el comportamiento ambiental de la organización.

La primera fase de este apartado, se corresponde con el ítem de “Seguimiento, Medición, Análisis y Evaluación”.  Este punto de la norma se encuentra claramente ligado al apartado de control operacional, ya que para comprobar que una determinada actividad se esté llevando a cabo de forma correcta y según lo previsto, es necesario realizar las medidas y el seguimiento correspondiente. A su vez se conforma por dos puntos: generalidades y evaluación del cumplimiento.

generalidades-de-un-sistema-de-gestion-ambiental

Generalidades de un Sistema de Gestión Ambiental

 

Para comprender los alcances de la evaluación del cumplimiento, debemos conocer que este ítem abarca los procedimientos para la verificación del cumplimiento legal y del cumplimiento de la política ambiental y desempeño ambiental de la organización, en el marco del Sistema de Gestión Ambiental. Para seguir su estudio, debemos tener claros tres conceptos básicos: Conformidad, que hace referencia al cumplimiento de un requisito. No conformidad, el incumplimiento de un requisito y El permiso de desviación, que es la autorización para apartarse de los requisitos originalmente especificados.

Conocido lo anterior, para iniciar con la verificación del cumplimiento legal, la norma establece que la organización debe comprobar periódicamente su conformidad con los requisitos que le son de aplicación, recordemos que estos requisitos pueden ser de índole legal u otros que la organización suscriba voluntariamente.

cumplimiento-legal

Formato para la evaluación del cumplimiento legal

 

Ya verificado el cumplimiento legal, se deberá determinar la conformidad del Sistema de Gestión Ambiental con todas las disposiciones que se han planificado.Así pues en primer lugar debemos verificar el cumplimiento de la política ambiental, a objeto de medir la conformidad de los objetivos y las metas ambientales fijados en función de los criterios de eficacia y eficiencia, que hacen referencia al grado en que se realizan las actividades planificadas y se alcanzan los resultados previstos y a la relación entre el resultado alcanzado y los recursos utilizados, respectivamente. Para determinar la conformidad del Sistema es la Evaluación del Comportamiento Ambiental .

evaluacion-de-desempeno-ambiental

Evaluación de Desempeño Ambiental

 

Los indicadores para la evaluación del comportamiento ambiental son seleccionados por las organizaciones como un medio de representar datos cuantitativos o cualitativos de un modo más comprensible y útil. Los indicadores ayudan a convertir datos relevantes en información concisa sobre los esfuerzos de la dirección para influir en el comportamiento ambiental de la organización.

Conforme a lo anterior, el procesamiento de los indicadores debe ayudar a comprender a la dirección sobre el éxito de sus esfuerzos por la consecución de los criterios de comportamiento ambiental que ésta se planteó y visualizar si es necesaria la mejora para mantener el nivel de comportamiento ambiental.

Los resultados del análisis deberán ser debidamente reportados, ya que son de gran utilidad a la hora de comprender por qué los criterios de comportamiento ambiental se han cumplido o no. Por ende, la información que describe el comportamiento ambiental de la organización y los resultados de las comparaciones deberían comunicarse a la dirección, para dar soporte a las acciones oportunas a fin de mejorar o mantener el comportamiento ambiental. Los resultados de la evaluación de comportamiento ambiental puede publicarse o comunicarse a las partes interesadas externas o internas a la organización, basándose en la evaluación de necesidades y destinatarios realizada por la dirección.

indicadores-y-evaluacion-de-desempeno-ambiental

Indicadores y desempeño ambiental

 

Como segundo bloque de esta etapa, se tiene las “Auditoría Interna”, conforme a lo que expresa la Norma, la organización tiene que llevar a cabo auditorías internas a intervalos planificados para proporcionar información sobre si el Sistema de Gestión Ambiental cumple todos los requisitos del Sistema de Gestión Ambiental se ha implantado y mantenido de forma eficiente. ISO 19011, expresa que la Auditoría Ambiental es un “proceso sistemático, independiente y documentado para obtener evidencias de la auditoría, y evaluarlas de manera objetiva con el fin de determinar la extensión en que se cumplen los criterios de auditoría”. Mientras que la Ley Orgánica del Ambiente, establece que la Auditoría Ambiental es un  “Instrumento que comporta la evaluación sistemática, documentada, periódica y objetiva realizada sobre la actividad sujeta a regulación, para verificar el cumplimiento de las disposiciones establecidas en esta Ley y demás normas ambientales”.  

Cuando se establece el programa de auditoría interna, la organización debe tener en cuenta la importancia ambiental de los procesos concernientes, los cambios que afectan a la organización y los resultados de auditorías previas. Entonces, la organización tiene que:

  • Definir los criterios de auditoría y el alcance de cada auditoría
  • Seleccionar los auditores y conducir las auditorías asegurándose la objetividad e imparcialidad del proceso de auditoría
  • Asegurar que los resultados de las auditorías se informan a la dirección pertinente.
actividades-de-auditoria

Actividades típicas de una Auditoría Ambiental (conforme a ISO 19011:2002)

 

Los resultados de la Auditoría Interna al Sistema de Gestión Ambiental, se deben reflejar en una nota de hallazgo y deben arrojar cuál de los aspectos del Sistema se encuentran en conformidad, no conformidad o en permiso de desviación, esto con la finalidad de iniciar el proceso de proposición de las medidas correctivas a las que hubiera lugar.

Ya para culminar con este etapa de la Norma, trataremos el apartado de “Revisión por la Dirección”, para cumplir con este requisito la gerencia de la dirección debe revisar el Sistema de Gestión Ambiental de la organización, en intervalos de tiempo planificados, para asegurarse de su conveniencia, adecuación y eficacia.  La revisión por la dirección debe incluir la consideración de i) El estado de las acciones de las revisiones por la dirección; ii) El grado en que los objetivos ambientales se han alcanzado; y iii) La Información sobre el desempeño ambiental de la organización. Tal como lo expresa BUREAU VERITAS business school, los resultados de la revisión por parte de la dirección del sistema de gestión ambiental pueden incluir decisiones sobre: adecuación y eficacia del Sistema de Gestión Ambiental, cambios en los recursos físicos, humanos y financieros y acciones relacionadas con posibles cambios en la política y los objetivos ambientales y otros elementos del sistema de gestión ambiental.

revision-por-la-direccion

Procedimiento de Revisión del Sistema de Gestión Ambiental por la Dirección


Referencias:
BUREAU VERITAS business school. (3ª edición). Auditorías Ambientales. Madrid. España.
Cavala (2016). 8 Mejora. Claves para la ISO 14001-2015, Disponible en: www.cavala.es/noticias/wp-content/uploads/…/Ficha8-Claves-Norma-Iso-14001.pdf
Universidad de Málaga (2012). Procedimiento de Revisión por la Dirección. Disponible en: http://www.uma.es/biouma/navegador_de_ficheros/Procedimientos-SGA/descargar/REVISION%20POR%20LA%20DIRECCION.pdf

 

* Estas lecciones, forman parte del Diplomado (on line) en Sistemas de Gestión Ambiental del CIDIAT-ULA. Coordinado por la Prof. Kretheis Márquez Benítez y dictado en compañía de los Prof. Mónica ilija Ojeda, José A. Pérez Roas y el MSc. Alberto Pérez Maldonado; también del CIDIAT-ULA.